Agoranews

La televisión de los eventos en directo

Claves para incorporar el vídeo branding a tu estrategia de marketing

Has oído hablar de él pero quizás no tengas ni idea de lo mucho que puede ayudarte a destacar frente a tu competencia ¿Conoces el video branding? En el mundo del marketing una de las misiones es hacer que las marcas conecten con los consumidores a un nivel personal, y la relación entre el vídeo y el contenido supone una herramienta poderosa para llegar a conseguir el objetivo.

Según señala PuroMarketing, 100 millones de internautas consumen vídeo a diario, 9 de cada 10 ven los vídeos de las marcas que siguen, y el 65% de ellos acaba visitando la web tras hacerlo. En 2018 el vídeo supondrá el 84% de todo el tráfico web. ¿Quieres más motivos para que se convierta en la prioridad de tu plan de marketing?

Ha llegado el momento de añadir el vídeo a la estrategia de comunicación. Porque ya no se trata solo de un valor añadido en las empresas, es una necesidad. Marcar bien la estrategia y, por supuesto, trabajar la difusión, ayudarán a mejorar el  posicionamiento. El vídeo es una nueva forma de aparecer en las primeras posiciones de los buscadores.

Refuerza tu imagen de marca y convierte la creatividad en leads

Cualquier marca puede beneficiarse de las posibilidades del video branding. Pero antes de lanzarse a grandes inversiones, es necesario plantearse qué se pretende conseguir. No hay una estrategia universal, el éxito viral es incierto, sin garantías, y los usuarios han aprendido las bases de la comunicación comercial: son conscientes cuando se les intenta vender algo.

Un factor clave de que el vídeo pueda tener éxito es la constancia, la regularidad motiva el seguimiento, dado que la audiencia acudirá a la marca con la expectativa de seguir disfrutando de su contenidos, productos o servicios.

El coste de difundir material en forma de vídeo es inferior a la cantidad de leads que se pueden conseguir a cambio. La creatividad con la que utilices esta herramienta es fundamental para condensar grandes cantidades de información, que debe ser procesada rápida y fácilmente por la audiencia.

Vídeos cortos y rápidos

Los buenos vídeos son cortos y captan la atención de forma muy rápida. Según un estudio de Visible Measures, tenemos 10 segundos para captar la atención de los que están viendo el vídeo, después de 1 minuto la mitad de los usuarios han perdido la atención.

Utilizar esta estrategia no solo beneficia a la marca, el usuario se beneficia porque el vídeo le aporta información relevante que le permite conseguir alguna cosa o tomar una decisión.

No existe casualidad, los vídeos son los contenidos que más se ven y más se comparten en medios sociales. La combinación de imágenes, sonidos y movimiento facilita transmitir y provocar sentimientos y emociones.

Convéncete, incorpora el vídeo como herramienta de comunicación y marketing, el producto o marca llegará a un mayor número de personas de una manera diferente, original y económica.