Agoranews

La televisión de los eventos en directo

Neuromarketing // ¿Qué es y cómo se aplica?

Hoy en día la presencia masiva de publicidad es algo que no nos resulta para nada extraño. La publicidad bombardea constantemente a los consumidores con un claro objetivo: vender más.

Pero a veces el exceso de publicidad no cumple el objetivo que persigue. Como se suele decir, lo mucho cansa y lo poco agrada. En este sentido, está emergiendo un nuevo modelo de marketing: el neuromarketing.

Ha quedado demostrado que el 80% de las decisiones de compra que tomamos se realizan de forma inconsciente. Aquí es donde adquiere protagonismo este nuevo modelo de marketing.

Se trata de una nueva disciplina empresarial que aplica la neurociencia al ámbito del marketing para intentar desentrañar el funcionamiento del cerebro del consumidor.

Es una nueva técnica cuya característica más importante es que se apoya en una base científica. Aplica un método científico resultante de arduos estudios realizados en laboratorios.

Utiliza múltiples herramientas científicas, las más sonadas son la resonancia magnética funcional, a través de la cual se pueden obtener imágenes de las zonas del cerebro que se activan al recibir estímulos; y  el seguimiento ocular, que utiliza cámaras de alta velocidad que registran hacia dónde dirigen los sujetos la mirada en cada momento.

El neuromarketing, a partir de la neurociencia, estudia los procesos mentales de las personas derivados de los estímulos que reciben, como la percepción visual, la percepción auditiva  y el tacto.

Se analizan estos procesos para intentar predecir el comportamiento de las personas y sus decisiones finales. Los resultados se aplican al marketing tradicional y ayudan a las empresas a mejorar el diseño del producto o servicio; o  modificar los targets y canales de venta.

Se trata de entender qué es lo que piensa el consumidor en ese 80% de decisiones de compra tomadas inconscientemente. Y por qué lo hace.

En el mundo del marketing, el conocimiento es poder, y esta disciplina nos da las claves para conocer a nuestros consumidores a través de sus reacciones físicas, neurológicas y visuales.

En definitiva, una nueva manera de hacer publicidad que empatiza con el consumidor al conocer sus reacciones neurológicas ante diferentes estímulos.